El Mayor Disgusto

Cuando nos aproximamos a nuestra mayoría de edad, en la mayoría de los casos, nuestros padres pasan horas pensando y barajeando posibilidades alternativas de estudio, para formarnos como profesionales en caso de que el plan ’’ A’’ (la Universidad)  no funcione. En este orden de ideas, mi madre ideo, junto a mis padrinos, una manera de proponerme hacer estudios de capacitación profesional, como alternativa viable, si no lograba entrar en la universidad; recuerdo que ese día, de la primera semana de Enero, me sentaron en una larga mesa, yo en un extremo solo y ellos en el otro en grupo, mi madrina fue quien más hablo: ‘’Alexander, ya vas a cumplir 15 años, tienes que hacer algo con tu vida, preocuparte por tu futuro, mira que los años pasan así, un día te das cuenta que tienes veinte años encima y que no has logrado nada con tu vida’’ Mi madre poco intervino en lo que parecía un tipo de juicio incomodo protagonizado por mis padrinos. ‘’Yo te propongo que tomes el curso de técnico de celulares, eso está dando plata ahorita, lo puedes hacer en cualquier parte, y con ese dinero te puedes ayudar tú y puedes ayudar a tu mama’’ al culminar mi madrina de hablar, mi madre dijo que: ‘’Era importante que viera aquella conversación como un incentivo positivo para mi vida’’ trague saliva y me sentí, cada vez más incómodo, presionado y sin saber muy bien que decir; al final, me resolví por comentar que quizás podía ser bueno en la cocina, había visto miles de programas acerca del tema y parecía ser un trabajo simple.
Mi madre me inscribió en el ICPSB, en el curso de Auxiliar de Chef Internacional. Después de tan desagradable momento, me dije a mi mismo que tenían algo de razón y que de seguro iba ser algo sencillo de realizar; nada más alejado de la verdad, odiaba cada minuto que pasaba en ese infernal lugar, las personas eran conflictivas, la cocina extremadamente pequeña, y los costes de elaboración de platos, sumamente elevados. Añadiéndole  mi pobre talento para la cocina, hizo de esos dos años, un calvario semanal del cual no salí bien librado.

El día de la graduación me hicieron sentir como escoria, todo salió mal, no tenía el uniforme en regla, mis zapatos de habían dañado en el lugar, mi plato se estropeó,  mi madre armo todo un escándalo, casi nos sacaron del lugar, los efectivos de seguridad del edificio, y para culminar por lo alto, no pude presentar mi plato, colapse en llanto, entre en negación, mi madre perdió el dinero del evento protocolar y me quede sin título, a pesar de haber pagado y llevado parte del plato, fue el peor día de mi vida y el mayor disgusto que alguna vez haya pasado.

Luis Alarcon.

Esculturas pixeladas:

Kódigos Digital Media

La fusión de Toshiya Masuda, el artista Japonés  que se ha propuesto pixelear el mundo real y el mundo virtual.

image

Cuando pensamos en esculturas, lo primero que nos viene a la cabeza es en arcilla terrosa y  pero también por el otro lado pensamos en los gráficos por computadora y el arte digital, un medio totalmente intangible que está hecho de bytes. ¿Ahora que pasa cuando combinas estos dos campos muy diferentes? Obtienes lo que el artista Toshiya Masuda llama “brecha de imagen”.

sculpture-pixel-ceramic-oldskull-1

Toshiya Masuda  es un artista japonés que pasa sus días haciendo esculturas que recrean objetos cotidianos comunes, pero los muta con un toque digital

A primera vista parecen que están construidas de lego,  pero las esculturas son en realidad de cerámica.

2-toshiya-masuda-pixel-contemporary-ceramic-art

“Creo que la extraña sensación que la gente puede sentir con esta” brecha de imagen “puede ayudarles a pensar en la realidad de esta época, que consiste en…

View original post 25 more words

COLLAGE COMPOSITION

Planeta Visual

We are going to practice a technique called

COLLAGE.

You have already used it many times before but now, after many months learning about Art & Design, I bet you have a different look at things, don’t you?

Besides, this technique will help you to focus on

COMPOSITION

rather than on drawing well to get realistic shapes.

Look at this interesting video with some easy but effective rules to create a good Collage:

In this other one you can see more examples to get inspired:

In addition, here you have the theory about composition we have seen at class:


ASSESSMENT CRITERIA

1st.- Name, last name and group.

2nd.- Draw a frame (1 cm. distance).

3rd.- Make a sketch at the back of your drawing paper explaining:

The Compositional Scheme you have choosen.

How you display Shape, Colour, Texture and Lightin your compoisition.

4th.- Complexity of…

View original post 9 more words

La Ruta

Mis días inician con el infernal sonido del despertador, me retuerzo en mi cama un par de veces antes de apagarlo, después de hacerlo, me quedo mirando al techo preguntándome si en verdad quiero terminar esta carrera y ¿por qué las noches son tan cortas? Brinco de la cama al baño, me cepillo, me lavo la cara y con mucha pereza me arrastro a la cocina, hago el desayuno, lo empiezo a cocinar, y generalmente se quema, sea lo que sea que esté haciendo, porque siempre me quedo dormido sobre la mesa. Me sirvo, caliento el café que dejo un día antes preparado, como mientras reviso mi bandeja de entrada y al terminar, me voy a vestir, para salir con el corazón en la boca a la calle.
Para ir a la parada más cercana, debo transitar unas muy oscuras y desoladas calles, pasar por el cementerio (vivo en el Sector el Cementerio) y correr hasta la parada desde la subida del Cementerio, hasta el poste de la parada. Espero la camioneta, que generalmente está vacía y con un Joropo mañanero estridente a todo volumen, me bajo en la estación de trenes. Espero en el andén al tren, que jamás llega vacío y brinco como gacela adentro del vagón, debo destacar que soy hábil en eso de colarme en la multitud, una vez adentro, me compacto con la panguea de gente hasta La Rinconada y ruego al Señor, Visnú claro está,  por que no hayan retrasos. Una vez en la rinconada, corro hasta el torniquete, bajo hecho una chita las escaleras mecánicas, me subo en el metro, y llego, generalmente, sin mayores problemas.
Cuando llego a Plaza Venezuela, me siento realizado por tener más de la mitad del viaje recorrido, subo las escaleras, siempre de dos en dos escalones, de Propatria, espero en el andén, me subo al metro y llego a Bellas Artes con tiempo de sobra para entrar a clases, sin embargo, cuando llego al segundo cruce a la Universidad, temo por mi vida, más si estoy solo, la situación del semáforo es un asunto serio, cuando veo que la calle está relativamente sola, camino con paso apresurado por el rayado, entro a la Universidad sintiéndome triunfante, subo las escaleras, y me aplasto a descansar en el piso en el que tenga clases, espero a que mi profesor llegue y entro al salón.

Luis Alarcon.

El Personaje

A lo largo de nuestra existencia, nos topamos con personas que distorsionan significativamente nuestras vidas. Entran en ella como si de un baño público se tratase y depositan lo que sale de ellos: ideas, influencias musicales, visuales y un sinfín de experiencias y referencias que impactan en nuestra psique. A pesar de mi falsa imagen de inaccesible y frio, acepto a todo aquel que se acerca a conversar conmigo, prestando especial atención a cada uno de los detalles de su relato. Esta postura tolerante y abierta ante los demás, me ha hecho presa de personas engañosas, que han jugado con mis sentimientos y paz mental. Hace un par de años conocí a un chico enigmático, que inicio conversaciones conmigo por medio de la red social, con mayor apertura e injerencia en nuestra vida social, de la historia contemporánea (Facebook). Parecía ser un chico amable, culto y amistoso, sus tratos eran tan cercanos y su energía tan positiva, que producía en mí un enorme desconcierto. Estuve toda mi vida acostumbrado a los tratos crueles, déspotas y cínicos de mi familia y amigos, por lo que, encontrar a un ser tan distinto, me conmociono.
Las conversaciones progresaron en un nivel de ascendencia emocional tal, que la agitación que sentíamos cada vez que nos encontrábamos en línea, desocupados, listos para hablar, era solo comparable, con un viaje en la montaña rusa más alta a la que te puedas montar. Coincidíamos en puntos de vistas, gustos, humor y materiales audiovisuales; sin embargo, existía un problema que tomo notoriedad rápidamente  al pasar los meses. Él vivía en Mérida y yo en Miranda, así que vernos era imposible; su perfil no tenía ni una solitaria imagen de él, y sus negativas a mostrarse en cámara, eran frecuentes.
Luego de un tiempo, entendí porque, conforme la amistad fue tomando forma y transformándose en algo más que una simple amistad, él tuvo el valor de mostrarme su cara. Debo decir que no pude evitar asombrarme por lo poco agraciado (FEO) que era, su cachetes eran tan grandes como los de un cerdo, su ojos pequeños como los de un chino, su cabello negro, largo y rizado, como un pedazo de algodón cortado a lo bestia con la mano y sumergido brevemente en cola negra, sus labios eran tan carnosos y amplios, que de no ser blanco, pudiera entrar en un bello cuadro barloventeño, sus fosas nasales como dos túneles y sus dientes como una cierra partida y torcida. Me quede sin palabras, tarde en responder, toda la construcción mental que me había hecho de tan (hasta el momento) idílico y romántico personaje, se habían derretido y escurrido por la alcantarilla.
Cuando logre salir del asombro, me incorpore inmediatamente a la realidad, y no tuve  más opciones  que aceptarlo, la realidad era dura, pero el romanticismo, cubría mis ojos y dejaba que los sentimientos fuesen los que reaccionaran. El estúpido y primer enamoramiento, hicieron que me creara una fantasía que el cruelmente alimento con su palabras vacuas y falsas. Iniciamos un noviazgo al poco tiempo, basado en el ‘’amor puro’’ que sentíamos uno por el otro, trazamos las líneas de nuestro destino y las entrelazamos; fui feliz por un par de meses, hasta que él se encargó con sus actos descarados de destrozar mi sentimientos y mi paz mental. Desapareció por un mes, no dormía bien, pensaba en él, me lamentaba y preguntaba ¿Si era yo el problema? ¿Había cometido algún error? (lo que no sería de extrañarme) este ruido incesante en mi mente y mi soledad, no me ayudaban a mejorar.
En el último mes de nuestra efímera (pero fuerte) amistad, apareció y me confesó que había enamorado a una chica y había estado con cuatro en ese periodo de inactividad, las había besado y no podía sentir emoción al hacerlo. su palabras fueron como rocas arrojadas a mí, que quebraron algo en lo más profundo de mi ser. Mis fantasías, mis proyecciones, mis sentires y afectos por él, se redujeron a ese instante y desaparecieron en la penumbra, llevadas por una helada ráfaga de viento. Dejo una marca imborrable (por ahora) en mí, y me demostró, que las personas en su mayoría, son meras vasijas vacías, con máscaras vibrantes y atrapantes.

Luis Alarcon.

El Objeto

Existen personas que afirman que no podrían vivir sin la compañía de otro ser humano, alguien  que los escuche, entienda y entretenga;  no soy una de esas personas, le encuentro mayor sentido estar rodeado de objetos, que de gente, los hayo particularmente más útiles en mi vida  diaria, que un acompañante: ‘’Atento, Divertido y Comprensivo’’. De todos los objetos que poseo, hay uno de especial importancia, que sobresale entre el barullo de pitidos intermitentes, sonidos eléctricos, luces rojas, verdes y naranjas  parpadeantes, que ambientan mi casa; le debo a este objeto, mi formación empírica, mi entretenimiento, mis  escapes  melódicos, las lecturas apasionadas, la escritura regular, la creación de cinemáticas  ociosas  y la de ilustraciones abstractas. Por ultimo (y menos importante) la comunicación con los otros, que no es tan frecuente, pero de la que tengo hacer uso para temas puntuales de suma importancia.
Aunque cumple la mayoría de características de un teléfono moderno, no es este objeto al que me refiero, es mi laptop de quien hablo; me fue entregada hace unos cinco años, bueno, entregada no sería la palabra más adecuada, tomando en cuenta que la tome ilícitamente de su estuche, para usarla sin descanso, día tras día sin que mi madre supiera (por lo menos al principio). Durante mi adolescencia, fue mayor el tiempo que estuve solo en casa, incluso por días, que el que estuve acompañado, mi madre es una mujer de múltiples obligaciones y no podía estar mucho tiempo en casa. No tengo hermanos, mis primos viven lejos y no tengo la mejor de las relaciones con ellos, mi madre era soltera y eso de amigos en la casa, no era lo de ella. En esas largas noches en las que no podía dormir a causa de mi insomnio, fue la laptop quien estuvo allí para mí, con sus brazos, digo, su pantalla y conexión a internet de 2Mps, abierta para mí. Fue con las canciones de: ‘’SOPOR Aeternus’’ puestas en Youtube y encontradas por medio de un artículo en la ‘’Inciclopedia’’, con las que sobreviví mis noches, fue con la compañía del ‘’Nostalgia Critic’’, que me entretuve y reí en mis malos días, y más importante aún, fue por medio de un Megapost de ‘’Identi’’ con el que encontré mi vocación. La laptop formo parte de mi vida, de una manera  tan significativa, que solo la compañía y acciones de mi familia pueden igualar, es por eso, que es el objeto, de mayor importancia y peso, en mi vida. Sin ella, mi vida no tendría color, sonido, ni sentido.

Luis Alarcon

Carta a Venezuela

Para: Venezuela
De: Luis Alarcón.
Nunca antes había pensado en dedicarte algo que no fuese las imposiciones patrióticas del estado, como lo es el himno nacional. Tengo hoy la necesidad imperiosa de dedicarte unas apasionadas palabras, espero, aun así, que esta misiva que hoy redacto, no sea excesivamente larga. Aun no me decido por cual actitud adoptar, si la de un enamorado empedernido, la de hombre compasivo o la de un hijo impotente aprisionado en su hogar, aunque ¿Cómo me atrevo a escribirte una carta, a si quiera dedicarte mis palabras? Si jamás te he pertenecido, ni me he sentido tuyo; si mis anhelos siempre han estado en otras tierras, si el tricolor lo tengo adherido a mi seco corazón como una fría placa de metal, siendo recordatorio permanente e ineludible de mi procedencia. Sin embargo, otro lugar no he conocido, no tengo la moral suficiente para preferir otras tierras antes que las tuyas; Ja, no puedo negarlo, tu absurda geografía me hace reír y recordar mi infancia. Mis primeros viajes fueron a través de tus playas y montañas ¿Cuantas noches no reí y jugué en alguna casa cerca de la playa? ¿En cuántos parques no me conecte con la naturaleza y por algunos instantes fui uno con el mundo? ¿Cuantos chocolates de vendedores nobles no tome mientras ascendía en tus no muy imponentes montañas? Fueron tantos que no puedo contarlos con los dedos de mis manos.
Pero, he crecido y las cosas han cambiado, no puedo resignarme a creer que solo esos atributos naturales, te hacen tan especial, pero veo los antecedentes y lamentablemente es así, tu pueblo no se ha caracterizado en el mundo por poseer algo que los haga especial, por su ingenio, por su osadía o por su diligencia, y quienes se han destacado, los ha recibido el mundo, pero  no tú, porque en ti, no son bienvenidos, son bienvenidos con los brazos abiertos, los extranjeros. Miranda fue un hito en la historia suramericana, fue un hombre  ilustre, pero incluso el, te ha amó desde las distancia, pertenecio mas a otras tierras que a ti, como me sucede a mí. Quizás tu destino es ser habitada por gente carcomida por la ambición, la corrupción y el poder, estar acompañada por la ignorancia, la viveza, la necesidad y el dolor extremo.
Es tu  destino ver como tus ‘’hijos’’ te niegan y desertan, es tu destino estar llena de sangre, es tu destino ver el hambre de tu hijos en sus ojos cuando ven a través de las vitrinas de cualquier restaurante de tu ciudad capital, es tu cruel destino ser regada por el sudor y las lágrimas de los campesinos que trabajan día y noche en tus haciendas, sin recibir reconocimiento, ni un pago justo en el ocaso de sus vidas, es tu ruin destino ser quemada, talada, contaminada, destrozada, explotada y maltratada a causa de tus riquezas naturales; esas que te ponen en evidencia y en el ojo de los avaros internacionales. Siento lastima por ti, pena por ti, angustia por ti, pero sobre todo por mí, porque aunque no te pertenezco, no soy tuyo, no te llevo voluntariamente tatuado en mi corazón, viviré tu cruel destino contigo, sin poder escapar, sin irme y no mirar atrás, sin potestad para ayudarte porque aquellos que te dominan cual vieja mansa, no me dejaran. Estarás siempre ahí, frente a mi ventana, mostrándome tu dolor, gritándome ayuda, pero permaneceré inmóvil, contemplando el caos, hasta caer tendido y descomponerme entero, sin quererlo en tus fértiles suelos, bajo tu ardiente y sofocante sol, es nuestro cruel destino.
Firma, con desesperanza,
Luis Alarcón.
P.D: Aunque sea obligado, jamás podre dejarte.